Reventón del venero de la “Loma Seha” . Una surgencia en “trop-plein”

lunes, 15 de febrero de 2010
Las cuantiosas lluvias de este espléndido año meteorológico han hecho surgir el agua hasta de las piedras en sentido literal. Los veneros y fuentes han recobrado su caudal y el agua surge por todos nuestros campos desde olivares a sierras llenando los arroyos y cañadas que bajan fuertemente caudalosos mostrándonos esa erosión en acción.


Uno de los fenómenos más fascinantes que ha acontecido es la surgencia de manantiales en “trop-plein” más conocidos como “reventón”. Estos son surgencias que se producen cuando el acuífero de naturaleza cárstica está demasiado lleno, no dando tiempo para que los manantiales habituales asociados evacuen el agua que se incorpora. El agua se va acumulando y rebosa por otro conducto en un nivel superior, haciéndolo en algunos casos a gran presión y durante un corto periodo, pues depende de esa sobresaturación debida a la gran cantidad de precipitaciones continuadas o al deshielo repentino de las nieves.


En nuestra comarca un tro- plein podría ser el situado en la Tiñosa, en las proximidades de Las Lagunillas ,Cañatienda, más conocido como el “Venero de la Loma Seha”. Está compuesto por tres agujeros proximos, aunque en estos días vierten dos de ellos pues el de mayor caudal solamente reventó durante las lluvias de Enero y ya descargó. Pero si las lluvias continúan según las previsiones puede ser que lo vuelva a hacer así que estaremos atentos.

(Las fotografías que os muestro dejan mucho que desear, estuve experimentando por primera vez en esto de la fotografía de cascadas con el “efecto seda” del agua.)

3 COMENTARIOS:

  • Antonio Manuel Jiménez Conejo

    Hola, Bibiano:

    un fenómeno muy curioso. Es verdad, este año sale agua de todos lados. Vamos a tener una primavera de flores impresionante, eh?

    Saludos.

  • kinisantos

    Hola Bibiano!!

    En realidad no está siendo un año tan lluvioso. Quizás la gente tenga una percepción equivocada.
    Estamos teniendo el invierno que deberíamos tener. Quiero decir, que este sería un invierno de lo más normal hace apenas 20 años, pero ya hemos perdido la costumbre de ver llover y por eso nos parece
    que llueve en exceso.

    En realidad, este pasado año 2009, tuvimos la 3ª primavera y el 3º verano más cálido y seco de los últimos 50 años. Por ponerte un ejemplo, el 5 de diciembre estábamos con las mangas cortas y sólo habían caido en todo el año algo más de 300 miseros litros.

    Por fortuna, las aguas llegaron a partir de la segunda semana de diciembre de 2009, y ha salvado el año. Sin estas aguas, el panorama hubiera sido catastrófico.

    Si hablamos de año pluviométrico (desde el 1 de septiembre al 31 de agosto), tenemos que empezar a contar las lluvias desde mediados de diciembre, las de enero y febrero y quizás ya no vuelva a llover mucho más hasta el 31 de agosto. Después vendrá la larga temporada estival, con los 43 grados a la sombra de los últimos años.

    El problema es que el agua que tenía que haber caido a lo largo del año, repartidas a lo largo de las estaciones, sobre todo primavera y otoño, ha caido toda junta en dos meses. Este hecho, que no es ni más ni menos que un cambio en los patrones pluviométricos ya habían sido predecidos por los modelos de cambio climático. Vamos a ir perdiendo pluviosidad en primavera y otoño, y vamos a tener lluvias concentradas y torrenciales en invierno, que además de provocar gran cantidad de daños a la agricultura, erosionan espectacularmente el suelo ya de por si indefenso por falta de cobertura vegetal.

    Además, gran cantidad del agua que cae, se pierde en escorrentía, ya que la tierra está hastiada de agua y no absorve más. Si la misma cantidad de lluvia hubiese caido racionadamente a lo largo de otoño, invierno y primavera, los acuiferos lo agradecerian más, erosionarían menos, y se perdería menos en escorrentía, por tanto, aunque el agua siempre es un bien preciado, y dá vida a los ecosistemas, no esta cayendo bien, y este cambio de los patrones pluviométricos es consecuencia del cambio climático.

    Un saludo...

    GERENA VERDE
    http://gerenaverde.blogspot.com/

  • Bibiano Montes

    -Antonio ,ya echábamos de menos un invierno como este. Un saludo paisano.
    - Kini, totalmente de acuerdo en lo que comentas. Además de eso, tal vez los suelos estén mucho más degradados, que favorecen esa escorrentía. Y como no, la televisión que crea aún más alarmismo con las inundaciones , cuando eso forma parte de la dinámica natural.
    Saludos,

  • Contacta con el autor:

    Contacta con el autor: